El padre de mi hijo me cuenta que le preguntó: “¿Qué le cambiarías a mamá, Tobi?”, “Que le guste el fútbol”, le contestó él.


Opciones: o soy muy buena mamá o mi hijo es todavía muy chico para descubrir mis defectos (Lo sé, sé que probablemente sea la segunda…)


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *