A los NI, no los quiero.
Si me los cruzo por la calle
les separo la cabeza del cuerpo,
los degollo
con el hilo de embalar pizzas.
Me los como con papas en el desayuno.
O los espero a la salida
para cagarlos a trompadas.

No entiendo de puntos suspensivos,
ni de bocas apretadas que secuestran y extorsionan palabras.
Menos que menos entiendo
de ojos ventrílocuos,
ni de sonidos ciegos, sordos y mudos.

Solo entiendo de Sís y de Nos.
Me gustaron siempre,
                                                              las cosas claras. 

 

#PoesíaPendenciera #PoesíaCallejera #PoesiaCallejera #PoesiaPendenciera


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *