Distinguida dama

 

Usted, distinguida dama,
dígame una cosa:

Si es tan fina
y tan hermosa,
emperifollada             
de pies a cabeza,
llena de diamantes y joyas.

Si todo el tiempo
la recauchutan y la retocan
para que aparente ser una diosa.

Usted,
que busca esconder
el año de su natalicio
a toda costa.

Dígame por qué...
¿Por qué su caca no huele a rosa?

                                         Magela Demarco

La inspiradora ilustración es de Carlos Felipe León.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *